Prepara el àrea a trabajar
Es muy importante que tus párpados estén limpios e hidratados ya que esto ayudará a que el delineador se deslice mejor y no habrá grumos ni roturas de tinta.

Elige tus herramientas
¡Probar sus opciones es la clave del éxito! Encuentra el delineador de ojos que mejor se adapte a ti. Puede ser un lápiz, una tinta, un gel o un pincel. Lo importante es que puedas mover bien la mano y elegir un instrumento que sea perfecto para tu tipo y color de piel.

Dibuja la parte interior del párpado superior.
Esta técnica puede ser un poco complicada, pero una vez que la hagas notarás una diferencia increíble en el aspecto de tus ojos. ¡Te verás más grande y brillante!

La técnica del punto
Para mejorar su práctica con un delineador de ojos líquido, primero puede aplicar unos pequeños puntos de tinta en el contorno de su párpado y luego unirlos lentamente. ¡Esto evitará que el maquillaje se corra y facilitará el seguimiento de esta guía!

Aplicar sombra o corrector en caso de error.
¿Otro de los mejores trucos para llamar la atención como experto? Si comete un error, ¡no se preocupe! Es muy fácil corregir tu error poniendo una pequeña sombra en el párpado o aplicando un corrector líquido.

Otra alternativa igual de efectiva es la de aplicar desmaquillador en un hisopo de algodón y retirar suavemente la zona afectada y las àreas cercanas lentamente.

Antes de aplicar algún consejo consulte con su especialista.